Nuestra diferencia es una amplia y variada gama de productos en constante renovación y un servicio personalizado, basado en la inmediatez de respuesta, posicionan a Miquel Helados Artesanos como fabricantes de primera calidad.

En esta marca hasta el más mínimo detalle es importante:

  • Calidad del producto. Se consigue gracias a unas materias primas de primera calidad, a una receta artesanal y a un minucioso proceso de autocontrol.
  • Auténtico sabor. Cuando un buen sabor se consigue, nadie quiere que cambie y así se respeta para que llegue tal cual al consumidor final.
  • Crema Helada como producto estrella. Con más de 50 sabores diferentes y en constante proceso de investigación los sabores se van adaptando a las necesidades o tendencias que marca la sociedad.
  • Cremosidad. No sólo como elemento diferencial de calidad sino también como elemento atractivo que salta a la vista. La presencia de las bandejas de Crema Helada son un atractivo por sí mismas.
  • Variedad de productos. Helados en bandeja, productos de impulso, tartas heladas, cortes, semifríos, pastelería… Siempre en constante renovación.
  • Amplia cobertura. Heladerías, cafeterías, restaurantes, catering, hoteles, etc. son algunos de los clientes a los que ofrece sus productos la marca.
  • Precio. Conocer el mercado y adaptarse a sus necesidades les permite ofrecer un precio muy competitivo.
  • Equipo técnico. Las últimas tecnologías forman parte de la fábrica de la que disponen en Mairena del Alcor (Sevilla).
  • Equipo humano. El mejor equipo humano cualificado y sensibilizado con el producto es otro de los puntos fuertes de la empresa.
  • Logística. Con una flota propia de camiones aseguran la calidad del helado como recién salido de fábrica.
  • Servicio de Atención al Cliente. Caracterizado por su trato más cercano y su rapidez, con un servicio casi inmediato, convierten a sus clientes en clientes satisfechos.